Todo sobre la domótica para viviendas

Todo sobre la domótica para viviendas

Hablar sobre domótica o automatización del hogar nos trae a la mente imágenes de persianas que se abren solas o un control centralizado de toda la iluminación. La domótica es eso y mucho más. Todo tiene que ver con volver más inteligentes nuestros hogares.

Para entender qué es la domótica podemos comenzar por estudiar la etimología, es decir el origen, del término. La palabra domótica tiene su origen al unir las palabras “domus”, que en latín significa casa, y “tica”, del griego para referirse a algo que funciona por sí mismo.

Domótica se define por la RAE (Real Academia Española de la Lengua) como el conjunto de sistemas encargados de automatizar las distintas instalaciones de una vivienda.

Esta automatización tiene como objetivo proporcionar soluciones técnicas para satisfacer las necesidades de los habitantes de un espacio.

Estas necesidades pueden ser de confort (gestión de la energía, optimización de la iluminación y calefacción), seguridad (sensores de intrusión y alarmas) y comunicación (controles remotos, señales visuales o audibles, etc.).

Muchos pensarán que tanta automatización es un lujo, y por tanto privilegio de unos pocos bolsillos. Pero son más los propietarios que adoptan soluciones de domótica en sus hogares, debido a la creciente facilidad de instalación y una reducción significativa en los precios de estos sistemas.

Los avances tecnológicos, y la amplia disponibilidad de redes inalámbricas de comunicación, ha facilitado el proceso de convertir nuestras casas en hogares inteligentes. La oferta en el mercado es más amplia que nunca y los precios continúan bajando.

Objetivos de la domótica del hogar

Los objetivos básicos de la domótica son el confort, la seguridad, y el ahorro de recursos escasos como el agua o la energía. Estos servicios se pueden agrupar en cuatro amplias áreas correspondientes a diferentes tipos de necesidades de los usuarios. Estas áreas son:

Gestión de recursos energéticos y escasos.

Incluye la gestión, en tiempo real, del consumo dentro del hogar y la comunicación con el distribuidor (energía, agua, …).

Respecto a la gestión de la energía eléctrica, se pueden tener en cuenta tres niveles:

Gestión del precio de la energía.

Gestión de la potencia consumida.

Información al consumidor.

Comodidad

El aumento del nivel de comodidad de los hogares es proporcional a la inteligencia de la automatización.

Una casa inteligente puede reducir los niveles de ruido, mantener una iluminación y calefacción óptima de cada espacio y, en resumen, hacer que te despreocupes por la microgestión de tu propia comodidad.

Pero como la noción de confort es progresiva, la domótica te permite encontrar y disfrutar de nuevas aspiraciones y necesidades que antes no conocías. O, mejor dicho, que antes no tuviste oportunidad ni tiempo de conocer.

Seguridad

El sistema de seguridad de un hogar inteligente integra tanto la seguridad de la propiedad (robo, daño o vandalismo) como el de los habitantes (gestión de fugas de gas, vigilancia médica, etc,).

El sistema de seguridad recibe la información transmitida por las cámaras y los diversos sensores integrados en toda la casa. Luego los analiza y, según el caso genera la alarma correspondiente.

Puede alertar directamente a las autoridades sobre la situación o esperar la confirmación de la amenaza por parte de los habitantes.

Casa domótica

¿Qué puedes controlar en tu casa con la domótica?

La automatización del hogar se basa en la interconexión, mediante un «control central», de los diversos aparatos eléctricos de la casa. Esta unidad de control que desempeña el papel de una «inteligencia» centralizada y que contiene a la interfaz, que puede ser local o remota.

Ejemplos de escenarios de uso de la domótica

Uno de los hijos de la casa olvidó sus llaves. Uno de los padres puede, desde un teléfono inteligente, abrir la puerta y desactivar la alarma. Previamente ha podido verificar que el niño está en la puerta y que no hay ninguna amenaza cercana.

Esperas un paquete importante o valioso. El propietario puede permitir que el conductor acceda al garaje para dejar el paquete y comunicarle la entrega.

Además, el usuario puede programar ciertas funciones de la casa domótica gracias a esta interfaz que está conectada a los dispositivos conectados. Puede, por ejemplo:

Comenzar a regar el jardín a cierta hora del día. Además, puede evitar hacerlo si acaba de llover o si hay un pronóstico inminente de lluvia.

Mantener una temperatura determinada en el hogar. Desactivar la calefacción / refrigeración cuando no hay nadie en casa y reactivarla minutos antes de su llegada, para evitar pérdida de calor y energía.

Abrir las persianas en un momento dado. O solo cuando la iluminación externa sea apropiada para ahorrar en iluminación.

Además, es posible adaptar el sistema a tu propio ritmo de vida. Esto se logra creando escenarios de uso comunes, que puedes activar sin problemas. Un ejemplo de dos escenarios comunes.

Cuando vas a trabajar, con un simple clic en un interruptor de la entrada, activas el escenario “saliendo a trabajar». La iluminación se apaga, el garaje se abre, la calefacción entra en modo de espera después de 15 minutos, las persianas y el garaje se cierran después de 30 minutos.

Sales del trabajo y vas camino a casa. Es posible activar el escenario “retorno a casa” por geolocalización o manualmente desde tu teléfono inteligente. La calefacción entra en modo confort y la iluminación exterior se enciende (si es necesario) en su espera.

¿Cuáles son las ventajas de una casa inteligente?

Aquí le ofrecemos una mirada más cercana a algunos de los mayores beneficios que ofrece la automatización del hogar.

Los termostatos inteligentes y las bombillas inteligentes ahorran energía, reduciendo los costes de los servicios públicos con el tiempo. Algunas tecnologías de automatización del hogar también controlan el uso del agua, lo que ayuda a prevenir facturas de agua exorbitantes.

Muchas tecnologías de automatización del hogar ayudan a proteger el hogar y sus ocupantes. La iluminación automática frustra a los posibles ladrones, y los sensores de movimiento ayudan a las personas a entrar a las puertas, además de caminar por los pasillos a altas horas de la noche.

Las cámaras de seguridad ofrecen beneficios a través del monitoreo remoto de entregas de paquetes, o el video en tiempo real de los habitantes de las casas o visitantes no deseados.

Muchos de los dispositivos inteligentes son compatibles entre sí, y puedes configurar diferentes activadores entre dispositivos para automatizar los procesos domésticos normales.

Por ejemplo, podrías configurar tus cerraduras inteligentes para encender su iluminación cuando desbloquee la puerta frontal.

Los consumidores también eligen dispositivos domésticos inteligentes para controlar mejor las funciones dentro del hogar. Con la tecnología de automatización del hogar, puedes saber qué sucede dentro de tu hogar en todo momento.

Algunas personas usan tecnología inteligente para grabar programas o reproducir música en toda la casa. Los dispositivos conectados también pueden ayudar a crear una atmósfera cómoda: proporcionan iluminación, sonido y temperatura inteligentes, creándose así un ambiente acogedor.